¿Has estado alguna vez en una cárcel?

¿Has estado alguna vez en una cárcel? Una cárcel es a propósito incomoda, sucia, fea, y peligrosa. La tortura y los calabozos, el punto débil escondido, desagradable, de nuestra cultura de mentiras. Las guerras están más a la luz ya que se las considera necesarias para nuestra “protección”. Fui detenido varias veces en San Francisco por darle de comer a los indigentes comidas orgánicas, vegetarianas, en frente de los edificios de gobierno. La razón: sin permiso. Se supone que debíamos tener un permiso para regalarle comida a la gente con hambre. De hecho, no existía un proceso para sacar permisos, y era solo una indignante mentira para justificar su conducta ante un público crédulo, simplista y desprevenido, quienes en su mayoría nunca levantaron ni un dedo para apoyarnos, y seguían “como de costumbre”, en el transcurso de los ocho años que fuimos hostigados. Teníamos un afiche con la imagen del tío Sam que reclutaba soldados, diciendo “la guerra es nuestro negocio”, lo cual ya se ha vuelto bien cierto, para la mayoría de las personas “despiertas”.

Algunos de nosotros, quienes entonces ya podíamos ver lo que iba a pasar, nos hemos marchado, mientras que otros permanecen allí para pelear. Yo salí porque ya todo parecía sin esperanzas, el público en general tolera los crímenes más atroces, parecía, y así continúan. Ese mundo de concreto, duro, atestado, feo y contaminado, parecía ser el hogar de criaturas débiles, sumisas, crédulas, y fáciles de manipular; alguien que daría su vida para conservar el sistema de esclavitud que le dijo que él era “libre”. Un sistema que le hizo creer que todos tienen que pagar para vivir en este planeta. Todo se vende. ¡Qué idea para descabellada! Talvez esa es la razón que detesto ver que el Boletín/Newsletter de Vilcabamba, el primer grupo de fb de Vilcabamba, y el único que es para todas las personas que viven aquí, ya que ha sido bilingüe desde su inicio en noviembre 2010, cuando se enviaba semanalmente, sin falta, como un boletín a una siempre creciente lista de personas, hasta que cambió a ser un grupo de fb en agosto 2013, es utilizado en su mayoría para cuestiones comerciales, a pesar de que veo la necesidad de tal, ya que todos seguimos bajo el puño capitalista, la lucha diaria para conseguir lo suficiente para vivir, para subsistir, “la esclavitud” que aceptamos y damos por descontada.

Lavados el cerebro, para vivir en un mundo penalmente demencial uno debe tener su cerebro lavado, todos los días de la vida; programado, como rata en un laberinto. Ya han pasado 32 años desde “1984” el año que George Orwell eligió para su novela profética. Y el alcance del engaño recién empieza a esclarecerse, gracias quizá al internet, que también puede server de herramienta para engañar tanto como para llegar a la claridad.
La humanidad: ciega, crédula, almas perdidas, tan maleable, tan adaptable, a menudo tan adorable, tan maravillosa; somnámbulos en la vida, manipulados hasta donde el amor y el respeto son reemplazados con armas de guerra y odio brutal. ¿Cuándo se despertará la humanidad? Estamos al filo de la extinción, y como borregos al matadero, nos chocamos contra las rocas al fondo del abismo. Hay evidencias que varias civilizaciones anteriores a la nuestra han estado, y se han ido, y ahora talvez nos toca a nosotros, justo en el momento cuando existen tantas increíbles posibilidades, qué trágico.

Parece que no podemos escaparnos de la programación de la que somos sujetos. La gente aún tiene necesidad de controlar, de juzgar, de chismosear, de mentir y hacer trampa, de robar y matar, de ser falsos. No estamos lejos de volvernos caníbales, una especie que se termina cuando ya no queda nadie para ser comido, el último ser hambriento (caníbal) se come a sí mismo (un suicidio). El uroboros, la serpiente que se come su propia cola, el símbolo de la infinitud, bien podría ser el símbolo para la humanidad. ¿Es este nuestro destino?

Hay quien dice el amor es la respuesta, y allí yace nuestra esperanza. Por ahora, la mayoría de nosotros “simplemente vive”, pero ¿es eso suficiente? ¿Cerrar los ojos a la tortura y al sufrimiento innecesario que coexisten en nuestro paraíso, que llega a nuestra consciencia protegida sólo cuando alguien es asesinado o golpeado sin piedad en nuestro pueblo? Para llenar nuestra vida con significado, quizá nos haga falta un objetivo mayor, como vivir para crear un mundo mejor, más sensato y más abundante para todos, para nuestros hijos; un mundo donde nadie tenga que pagar nada para vivir, sobrevivir o prosperar y florecer. Un mundo donde no exista la “programación”, para vivir en libertad lleno de amor y respeto para todos. ¿Por qué regreso una y otra vez a este mismo tema, como disco rayado? Puede ser porque espero que me acompañes, que pares tu complacencia y aceptación, que uses este grupo de fb no sólo por razones comerciales, que son necesarias, sino como un sitio de encuentro donde compartir ideas y sueños para juntos alzarnos a un mundo más hermoso para todos. Pues yo nunca pararé, nunca me daré por vencido, y seguiré esperándote, en tanto me divierto lo más que puedo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CAPTCHA *